domingo, 11 de abril de 2010

Método Científico y el experimento de Francesco Redi


Para saber y entender qué es el Método Científico, partiremos con una definición de la Enciclopedia Británica:

"El método científico es un término colectivo que denota los diferentes procesos que ayudan a construir la ciencia".
Construir ciencia.

A esta definición, se puede agregar que el método científico sirve para entender la naturaleza de la ciencia y tiene su fundamento en la observación del mundo circundante.

Alan E. Nourse, autor inglés de ciencia ficción (1969), se refiere al método científico en los siguientes términos:

"...No hay magia en un método que nos sirve para descubrir la verdad, es tan simple y lógico para nosotros los científicos que lo usamos cotidianamente para la resolución de nuestros problemas diarios..."

Esta aseveración da pábulo para una reflexión:

¿Es tan simple y lógico...?, ¿Realmente, lo usamos en la resolución cotidiana de problemas?

Antes de que se concibiera el método científico, la acumulación de conocimientos se hacía a partir de la meditación y observaciones casuales. Debieron pasar siglos para darse cuenta de que este camino era un callejón sin salida que no producía más que preguntas equivocadas. Y no fue hasta que se estableció el método científico que la ciencia inició su crecimiento y se empezó a expandir nuestro conocimiento de las leyes naturales.

Es un método imperfecto, pero lo suficientemente exitoso como para que todos los campos lo hayan adoptado, excluyendo prácticamente cualquier otro método de solución de problemas.
De la observación, a los juicios.

Hoy, se puede afirmar que el método científico es un proceso creativo de resolución de problemas y en general consta de las siguientes partes o etapas:

1. Idea, observación.

2. Reconocimiento del problema y evaluación de evidencias.

3. Formulación de hipótesis: generación de soluciones creativas y lógicas

4. Formulación de objetivos y métodos. Experimento controlado.

5. Prueba de hipótesis, experimentación, recolección de datos y análisis de resultados

6. Juicios y conclusiones sobre procedimientos, resultados y teorías comparación de resultados con hipótesis).

La observación conduce a la identificación y resolución de problemas.

Una vez que éstos están claramente delimitados, es inevitable la postulación de hipótesis, es decir, de explicaciones tentativas y provisorias de las situaciones problemáticas.

La hipótesis, es necesaria ponerla a prueba, para lo cual se utilizan y diseñan experimentos.

El experimento proporciona evidencias (datos experimentales), que permiten apreciar si se cumplen o no las predicciones derivadas de la hipótesis.

El análisis y la interpretación de los datos experimentales finalmente llevan al científico a la elaboración de las conclusiones referentes a la validez de la hipótesis.
Condiciones para el buen éxito.

Usualmente, en la literatura se encuentran algunos de los atributos personales y de razonamiento deseables para una aplicación exitosa del método científico:

Honestidad, búsqueda, persistencia, creatividad

Comunicación, sensibilidad, razonamiento lógico

Reconocimiento de patrones, observación, abstracción

Generalización, clasificación, organización, control de variables

Planeación, predicción, visualización, definición

Toma de decisiones, medición, evaluación
 


Hijo de un médico de la corte de los Medici, Redi estudió con los jesuitas en su ciudad natal y se graduó en 1647 en Medicina por la Universidad de Pisa.

Redi fue, desde 1654, primer médico de los grandes duques de Toscana Fernando II y Cósimo II. Si bien comenzó estudiando a las serpientes y sus mordeduras, se abocó sobre todo la parasitología. Por su labor puede considerarse como fundador de esta rama de las ciencias naturales, especialmente de la helmintología, cuyas bases dejó plasmada en su tratado de 1684. Su experimento de 1668 mostrando la ausencia de gusanos en un frasco cerrado donde se había dejado carne pudriéndose asestó un duro golpe a la teoría de la generación espontánea. En sus investigaciones usó ampliamente la disección y la observación con el microscopio.

Redi también fue un celebrado poeta y en 1665 fue nombrado catedrático de lenguaje toscano en la Academia Florentina.

Experimento de Redi

En una época en la que se creía tanto en la creación como en la generación espontánea, Francesco Redi era uno de los que dudaba de ella, por lo que realizó en el siguiente experimento: Colocó una víbora muerta, un pescado y un trozo de carne de ternera en frascos, los cerró y selló. En otros frascos colocó los mismos componentes, pero los dejó abiertos. Los resultados fueron muy interesantes. En los frascos cerrados y sellados no había gusanos, aunque su contenido se había podrido y olía mal.

En los frascos abiertos, en cambio, se veían gusanos y moscas que entraban y salían. Por lo tanto, la carne de los animales muertos no puede engendrar gusanos a menos que sean depositados en ella huevos de animales.

Redi pensó que la entrada de aire a los frascos cerrados podría haber influido en su experimento, por lo que llevó a cabo otro. Puso carne y pescado en un frasco cubierto con gasa y lo colocó dentro de una jaula cubierta también con gasa. Los resultados fueron exactamente los mismos que en el primer experimento. Aún con los resultados obtenidos y los de otros autores, no sólo la gente seguía creyendo en la generación espontánea, sino que el propio Redi continuaba convencido de que algunos insectos se generaban en forma espontánea. Su obra más importante, donde expuso los resultados de sus experiencias, la escribió en el año 1684.

Creciente valorización de lo Humano en la época moderna

Durante la Edad Media la cultura se mantuvo dentro de los márgenes de la religión.

La reactivación de los intercambios comerciales dentro de Europa, y también hacia ultramar, permitió, a partir del año 1200 d. de C. la conformación de espacios cada vez más dinámicos en los que la cultura que se generaba era ya muy distinta a la medieval.

Las ciudades comerciales italianas, Florencia, Venecia, fueron conscientes desde muy temprano de que la cultura que generaban constituía en sí misma una renovación respecto de los cánones medievales. El solo empleo del dinero, que estaba censurado por la doctrina eclesiástica, constituía un elemento de diferenciación y un estímulo para el desarrollo de un canon antropocéntrico.



La recuperación de pasado grecorromano se realizó, entonces, sobre condiciones previamente generadas por los propios burgueses: una cultura centrada en la conciencia humana libre, en la técnica, y en el impulso vital del trabajo.


En tanto que movimiento cultural, el Renacimiento estuvo acompañado por

i. un resurgimiento de los conocimientos sobre las fuentes clásicas,

ii. un desarrollo de la perspectiva lineal en pintura, y

iii. por cambios graduales pero profundos en el terreno educacional.


Normalmente se considera que el Renacimiento tiende un puente entre la Era clásica y la época moderna, lo que queda de manifiesto en un sinnúmero de obras renacentistas que están inspiradas en obras clásicas que parecen haberles servido de modelo. Uno de los Ejemplos más notables al respecto es el “David”, de Donatello (S.XV), escultura en bronce que parece ser la réplica del Antinoo, escultura en mármol de siglo II d. de C. La similitud en la obras demuestra que para los artistas del Renacimiento la estética clásica, la ejecución y la composición de las obras es sencillamente perfecta.




Aunque el Renacimiento tuvo influencia tanto en el terreno social como en el político, es mucho más conocido por los desarrollos artísticos y por las contribuciones realizadas por los multifacéticos Miguel Angel y Leonardo da Vinci, en quienes se inspiró el término “Hombre renacentista”.


La recuperación del pasado clásico por parte de los renacentistas es evidente tanto en los temas como en el tratamiento de los mismos. Aunque se trate de técnicas distintas, podemos apreciar de inmediato los puntos en común entre el Renacimiento y la Edad Antigua clásica. En la Edad Media predomina ampliamente el tema religioso, las imágenes de la virgen (las Madonnas), de Dios, de Jesucristo. El tratamiento del tema es igualmente característico. Escaso estudio anatómico de la figura humana, mayor énfasis en los signos.
En cambio, tanto en la Antigüedad clásica como en el Renacimiento, predomina la figura humana ocupando el centro de la escena, realizada con especial cuidado en la ejecución de sus formas.

Lo anterior da cuenta de los énfasis que va marcando la cultura en las distintas épocas.
Al igual que la clásica antigua, la cultura renacentista es antropocéntrica (de Antropo, Hombre), es decir, se desarrolla en torno a lo humano como medida y referencia de la realidad. La cultura medieval es Teocéntrica (de Teo, Dios), pues toma a Dios como el principal referente y la medida de la realidad.




Dentro del periodo renacentista se reconocen dos etapas principales.
i) El Quatroccento. Este período marca el comienzo del “arte de autor”. El hombre, se dice, es la obra más perfecta de Dios. Se pinta la figura humana con gran calidad. Además se incorpora la perspectiva; en escultura se vuelve a la imitación de la clásica griega y romana, y con respecto a la arquitectura hay un retorno a las líneas del arte griego y romano.



ii) El Cinqueccento. En esta etapa los autores ya tienen el dominio de las técnicas, lo que les permite producir a gran nivel. Los artistas que destacaron, y más conocidos, en el período renacentista italiano fueron:
En pintura y escultura: Leonardo Da Vinci (Pintor, escultor e ingeniero). Miguel Angel Buonarroti (escultor, pintor, arquitecto y poeta), y Rafael Sanzio (pintor). Se comenzaron a trabajar también temas no religiosos y tuvieron en cuenta elementos de geometría y perspectiva al realizar sus obras.


En literatura: Dante, Boccaccio, y Petrarca, que escribieron en el siglo XIV, pero incrementaron su influencia en el Cinquecento. Baldassare Castiglione y Niccolò Machiavelli son dos escritores del Cinquecento.
En arquitectura: Filippo Brunelleschi (Batisterio de Florencia), Arnolfo di Cambio diseñador de la cúpula de la Catedral de Florencia.

Propagación de la Peste Negra


La Propagación de la Epidemia

No está enteramente claro dónde comenzó la mayor epidemia del siglo XIV, quizá en algún lugar por el norte de la India, pero más probablemente en las estepas de Asia central, desde donde fue llevada al oeste por los ejércitos mongoles. La peste fue traída a Europa por la ruta de Crimea, donde la colonia genovesa de Kaffa (Feodosiya) fue asediada por los mongoles. La Historia dice que los mongoles lanzaban con catapultas los cadáveres infectados dentro de la ciudad. Los refugiados de Kaffa llevaron después la peste a Messina, Génova y Venecia, alrededor de 1347/1348. Algunos barcos no llevaban a nadie vivo cuando alcanzaron puerto. Desde Italia la peste se extendió por Europa afectando a Francia, España, Inglaterra (en Junio de 1348) y Bretaña, Alemania, Escandinavia y finalmente el noroeste de Rusia alrededor de 1351.





















Se pensaba entonces que los monjes mendicantes, los peregrinos, los soldados que regresaban a sus casas eran el vehículo para la introducción de las grandes epidemias de un país a otro. Esto pudo ser en parte cierto, pero sin duda el comercio fue más peligroso ya que los barcos llegaban a puerto y descargaban junto con las mercancías las ratas infectadas procedentes de países donde la enfermedad era endémica. Este fue sin duda el medio mayor de difusión.

Según las fuentes se hablan de una mortandad de incluso 3/4 partes de la población a consecuencia de la peste y es que se estima murieron más de 25 millones de personas solo en Europa.

La información sobre mortalidad varía ampliamente entre las fuentes, pero se estima que alrededor de un tercio de la población de Europa murió desde el comienzo del brote a mitad del siglo XIV.

La peste Negra

A lo largo de la primera mitad del siglo XIV se suceden una serie de circunstancias que van a predisponer a la población mundial ante la llegada de una nueva epidemia. En principio, todo apunta a un clima desfavorable (heladas, fuertes lluvias) para el desarrollo agrario, lo que unido a la previa colonización de tierras marginales (menos productivas) para hacer frente al aumento de la población de los siglos XI-XIII, llevaría a una crisis agraria de grandes dimensiones (disminución de la producción durante varios años seguidos o durante periodos relativamente cercanos) y, en consecuencia, a la aparición del hambre (subalimentación como variable más benigna; hambruna como aspecto más extremo).


En este contexto, ante una población subalimentada, irrumpe una epidemia procedente de Asia, transportada por los barcos en una economía basada en el comercio, que será llamada con posterioridad Peste Negra o Muerte Negra por los terribles efectos demográficos que ocasionó (la población europea perdió un tercio de sus efectivos).



En términos socioeconómicos la Peste Negra supuso una drástica disminución de la mano de obra, lo cual tuvo efectos en todos los sectores productivos:


* Por un lado supuso el abandono de las tierras de cultivo menos productivas, así como una reducción de la mano de obra disponible en las demás explotaciones. La bajada de la producción produjo como efecto inmediato un aumento de los precios.

* Al afectar en gran medida a las ciudades, la mortalidad causó una gran reducción de la actividad artesanal y, en consecuencia, de los intercambios comerciales.

* Este descenso de la actividad económica general condujo a una disminución de las rentas (reales o señoriales), lo que causó una subida de los impuestos para compensar esa pérdida.



Todo lo anteriormente expuesto dañó en mayor medida la economía personal o familiar de los grupos más desfavorecidos (campesinos, clases bajas o medias urbanas) que, a partir de este momento, van a plantear reclamaciones para la mejora de esta situación, y muchas veces van a desembocar en revueltas, rurales o urbanas, fuertemente reprimidas por grupos sociales (rey, nobleza, clases altas urbanas) que también han visto descender sus ingresos y no están dispuestos a realizar más concesiones.

Fuente:
http://ccss2eso.blogspot.com

La Baja Edad Media













Los principales rasgos del período

1.            Recuperación de la actividad comercial
En algunas áreas de Europa, como el Norte de Alemania, Holanda, Bélgica, Francia e Italia, surgieron, a partir del siglo XIII d. de C.  núcleos comerciales cada vez más dinámicos. Venecia, Génova, Florencia, Nantes, Amsterdam, Hamburgo, para nombrar sólo los más importantes. Ello permitió que un número cada vez mayor  de actividades se agrupara en torno a estos núcleos comerciales, y que la población involucrada creciera en forma sostenida. Esa población creciente, al requerir servicios y alimentos, constituía en sí misma una ciudad o burgo de gran actividad, en base al comercio. En el siglo XIV el proceso ya se encuentra en franco movimiento de consolidación.

2.            Formación del Estado Moderno
Al pensar en el Estado moderno debemos pensar en un territorio con fronteras determinadas, un gobierno (mando) común y un sentimiento de identificación cultural y nacional de sus habitantes. Además, el Estado termina de legitimarse cuando otros Estados lo reconocen como tal.
Fueron los reyes quienes iniciaron este proceso a lo largo de los siglos XIV y XV. Aprovecharon la crisis del feudalismo (baja productividad agrícola, hambrunas, pestes incontenibles y mortales) para negociar con los señores feudales el traspaso de sus territorios al nuevo Estado. Los señores feudales cedieron sus derechos individuales sobre sus feudos, a cambio de una serie de privilegios. España y Francia fueron dos ejemplos de este proceso. Los reyes reunieron de ese modo todo el poder político en sus manos. Es decir
-              Tenían la facultad de dictar las leyes (Poder Legislativo)
-              Tenían la facultad de hacer cumplir la leyes (Poder Judicial)
-              Tenían el poder de Gobernar (Poder Ejecutivo).
Reunido todo el poder político en su persona, el Rey pasó a encarnar un tipo de Estado llamado Absoluto. El ejemplo máximo de dicha fórmula está dado por Luis XIV, Rey Absoluto de Francia, con su famosa afirmación “El Estado soy yo”. 

3.            Los habitantes de la ciudades
Los burgueses, o habitantes de las ciudades, dieron vida a una cultura distinta a la que existía en el feudo. ¿Cómo era esa cultura?
El habitante de la ciudad era libre. No estaba sujeto a la tierra como el campesino del feudo. No estaba atado a un señor feudal, y muchas veces no vivía atormentado creyendo que sus malas acciones iban a significarle las penas del Infierno. Por el contrario, eran personas que admiraban la naturaleza, y querían gozar los placeres del mundo. Para ello, estaban dispuestos a correr riesgos, y si eran exitosos cosechaban la admiración de todos sus conciudadanos. En la imagen se observa un grupo de burgueses de la ciudad de Haarlem, Holanda, tras cumplir el turno voluntario de vigilancia de la ciudad durante la noche. Como hombres libres, ellos estaban felices de cuidar a ciudad, y Hals lo expresa con maestría.   
Su pensamiento era más libre. Tenía más instrucción en un arte en particular, y a su alrededor encontraba artistas, poetas, y comerciantes  que llegaban con productos e historias del otro lado del mundo.  Aquí tenemos ya la semilla del humanismo, y podemos decir aún más: podemos decir que, en esos primeros años, el humanismo es el pensamiento de la burguesía.


4.            Hacia una nueva economía.
Más que la producción de bienes, en esta etapa los burgueses se orientaron a trabajar el dinero. Un buen negocio productivo inicial podía generar ganancias monetarias, las que acumuladas servían de base para las actividades financieras: el préstamo de dinero a interés. La familia de los Fugger, en Alemania, y la de los Médicis, en Florencia, son dos ejemplos de ello.

Mapa Conceptual






Mapa Expediciones Hernán Cortés

Conquista de México

Los primeros asentamientos españoles se ubicaron en las islas Antillas, estableciendo su centro de operaciones, primero en La Española y luego en Cuba, desde donde partió Hernán Cortés, un funcionario del gobierno español, con estudios universitarios, en febrero de 1519, con 11 naves y 600 hombres, a realizar la conquista del continente, impulsado por las ansias de hallar las riquezas de las que habían tomado conocimiento a través de los relatos de los aborígenes antillanos, pero sin autorización del gobernador de Cuba, Diego de Velásquez.



El avance hacia la capital azteca, fue facilitado por numerosas tribus, primero los totonacas y, luego la de los tlaxcaltecas, que veían en los extranjeros la posibilidad de liberarse de los fuertes tributos que imponían los aztecas a los pueblos sometidos, y especialmente por una mujer, que le fuera entregada a Cortés como esclava, llamada La Malinche quien aportó datos sobre la situación de las tribus y sirvió de guía e intérprete.



En el camino, luego de fundar Veracruz, recibieron obsequios enviados por el emperador Moctezuma, jefe de los aztecas, con el objetivo de detenerlos en su avance, pero estas magníficas ofrendas estimularon aún más a los españoles, que llegaron a Tenochtitlán, rodeados de un halo divino, ya que los nativos interpretaron su llegada como un envío del dios supremo, Quetzalcoátl, rindiéndoles honores.

Lejos de retribuir el gesto pacífico, los conquistadores tomaron a Moctezuma prisionero. La actitud de los invasores provocó la ira de este pueblo guerrero, que liderados por Cuauhtémoc, los sitiaron, amenazando a los invasores con sus rudimentarias armas: piedras, arcos y flechas.

Mientras tanto, desde Cuba, una expedición a cargo de Pánfilo Narváez, pretendía hacer regresar a Cortés a Cuba, ya que nunca se le otorgó permiso para dirigirse a México, pero éste salió a su encuentro y lo derrotó, acrecentando sus tropas con las que estaban al mando de Narváez.

Durante la ausencia de Cortés, fue Pedro de Alvarado, a quién los aztecas apoderaron Tonatiuh, “el sol”, por su rubia cabellera, el que se puso al mando de la ciudad, intentando despojar a los aborígenes de sus ricas pertenencias, aprovechando que estaban reunidos en la celebración religiosa de Tóxcatl. Ante la resistencia de los oprimidos, se produjo la matanza del Templo Mayor.

Cortés, obligó a Moctezuma, para calmar la situación, a presentarse ante su pueblo para pedirles que abandonen el ataque, pero el jefe azteca es asesinado por sus propios hombres enardecidos, que disparan sin discriminación. Ante la dramática situación el osado español, emprendió la huida, que se realizó de manera sangrienta, ocasionando la muerte de gran cantidad de españoles, en un episodio, que la historia conserva, con el nombre de “la noche triste”, acaecido el 13 de agosto de 1520.

Cortés y algunos de sus hombres huyeron a Veracruz, donde el jefe quemó sus naves, para impedir la huída de sus hombres e hizo construir bergantines, pieza a pieza que usó para el asedio final de la ciudad. Una vez que se reorganizaron, y con el apoyo de los tlaxcaltecas lograron regresar y vencer definitivamente a los aztecas, quienes habían sufrido una epidemia de viruela, traída por los propios conquistadores, que mató a muchos aztecas, incluido el sucesor de Moctezuma, llamado Cuitláhuac. El último emperador de este pueblo originario fue Cuauhtémoc.



Los españoles, tras una sangrienta lucha, donde fueron asesinados, aproximadamente 40.000 aztecas, se convirtieron en dueños absolutos de un territorio rico y próspero.

El lugar, ahora bajo el domino español, en ese momento bajo el reinado de Carlos I, fue denominado Nueva España, y Cortés nombrado gobernador y capitán general de la nueva colonia, recibiendo además tierras y riquezas.

Cronología Independencia de Chile


•  1810 - El 18 de septiembre se realiza un cabildo abierto en Santiago, donde se designa como gobernador a Mateo de Toro y Zambrano, transformándose en el primer paso de la Independencia de Chile.

•  1811 - Golpe de Estado por parte de José Miguel Carrera. Ante la actitud moderada de la mayoría de los patriotas (que aún esperaban la liberación del Rey de España) Carrera declara abiertamente su objetivo de que CHile deje de ser una colonia española.

•  1812 - Comienzan las hostilidades entre los patriotas moderados (liderados por O’Higgins), y los exaltados (liderados por Carrera). Al mismo tiempo, Carrera instituye los primeros símbolos nacionales (bandera, escudo de armas e himno patrio), mientras que el sacerdote Camilo Henríquez comienza a publicar la Aurora de Chile.

•  1813 - Victoria patriota en la Batalla del Roble. Se crea el Instituto Nacional.

•  1814 - El 1 y el 2 de octubre los patriotas son derrotados en el desastre de Rancagua, enfrentamiento que pone término a la llamada Patria Vieja y que da inicio a la Reconquista.

•  1815 - Es designado gobernador Casimiro Marcó del Pont quien ofrece una alta suma de dinero por el guerrillero patriota Manuel Rodríguez.

•  1816 - Se reorganizan las tropas chilenas en Mendoza (Argentina) bajo el mando de José de San Martín.

•  1817 - El 12 de febrero una de las divisiones del Ejército de los Andes, al mando de Bernardo O'Higgins derrota a los realistas en la batalla de Chacabuco. El capitán realista Vicente San Bruno, comandante de los temidos Talaveras de la Reina es detenido y fusilado. Se inicia el gobierno de O’Higgins.

•  1818 - El 12 de febrero El Director Supremo O’Higgins firma el Acta de Independencia redactada por Manuel de Salas, Miguel Zañartu y Juan Egaña. El 19 de marzo los patriotas son derrotados en la Sorpresa de Cancha Rayada para vencer el 5 de abril en la batalla de Maipú de manera definitiva a las fuerzas españolas, que quedan relegadas a Chiloé y Valdivia. Los hermanos Juan José y Luis Carrera son fusilados en Mendoza por un intento de golpe de estado. El 26 de mayo es asesinado Manuel Rodríguez.

Cronología Independencia Americana

Viajes de Colón


El viaje del Descubrimiento: 1492

El primero y trascendental de los viajes a América se inició en el puerto de Palos de la Frontera el 3 de agosto de 1492 formando una flota de tres naves, la Santa María (a bordo de la cual iba Colón), la Pinta y la Niña. La primera etapa terminó en las Islas Canarias donde se hicieron algunas reparaciones y desde donde no partieron las naves hasta el día 6 de septiembre. El propósito de Colón al viajar hacia el sur fue evitar los vientos del oeste que soplan en latitudes mayores. Entre los paralelos 25 y 30 estos vientos contrarios no se dan, sino que la navegación hacia el oeste se beneficia de los vientos alisios que impulsan hacia el oeste, en dirección a lo que Colón pensaba que era el Extremo Oriente de Asia.
Este viaje (de Canarias a América) duró poco más de cinco semanas casi siempre con vientos favorables. Un auténtico “paseo” comparado con el casi un año que invirtió Vasco de Gama en llegar a la India. Y sin embargo el viaje de Colón incluía no pocos aspectos admirables. Dejando de lado el mérito de Colón para poner en marcha una expedición rechazada por los expertos como inviable y que, de hecho, Colón estaba muy equivocado en las distancias (eran mucho mayores) que separaban España de las costas de Asia; hay que valorar lo que supone en aquellos tiempos navegar por mar abierto, por rutas desconocidas y sin ser capaz de medir la longitud, ni la latitud con demasiada precisión. Prácticamente el único instrumento del que disponía Colón era la brújula con el cual se podía sólo fijar el rumbo, es decir, en su caso podría mantener las naves en dirección oeste de una manera razonablemente precisa. Los navegantes averiguaban el paralelo en el que se encontraban (la latitud) mediante la observación y calculo del ángulo de visión de ciertos astros como la estrella Polar. La distancia recorrida era calculada de manera aproximada. En función de esa distancia los navegantes podrían hacerse una idea de sobre que meridiano (la longitud) se encontraba la nave. Conocidas ambas coordenadas se podría fijar la posición de la nave, aunque en los siglos XV y XVI el cálculo de la longitud era tan aproximado, que se cometían enormes errores a la hora de fijar la posición de un barco o un accidente geográfico.
Estas condiciones de navegación tan difíciles están probablemente en el origen de muchas de las leyendas surgidas en torno al viaje de Colón. Se ha dicho que Colón no se hubiera aventurado de no disponer de más información de la que confesaba, llegándose incluso a decir que ya conocía la existencia de tierra al otro lado del Atlántico por la confesión de algún misterioso navegante arrastrado al otro lado del Atlántico por tempestades.
La realidad es que quienes se oponían al proyecto de Colón no lo hacían porque pensasen que la dirección fuese incorrecta, de hecho, muchos reconocerían que supuesto que la tierra es una esfera podría llegarse al este viajando hacia el oeste; sino porque consideraban que la distancia entre las costas ibéricas y las del extremo oriente eran insuperables para los barcos de la época. Se dice que Colón pensaba que entre las costas españolas y las de Asia habría sobre cinco mil kilómetros, cuando la realidad es que esa cantidad hay que multiplicarla por cuatro. Por suerte para el proyecto castellano en medio estaba América, donde llegó Colón el 12 de octubre de 1492 (TEXTO).
En América Colón recorrió el mar Caribe llegando a Cuba o lo que es hoy la República Dominicana. En esos viajes se perdió la nave Santa María, con cuyos restos se construyó un fuerte en el que se quedaron unos pocos voluntarios. El 15 de enero de 1493 la expedición inició su regreso a España, y aunque habían encontrado poco de lo que buscaban (no habían aparecido ni las especias, ni las ricas ciudades asiáticas), el Almirante procuró darle un aspecto interesante a los descubrimientos realizados cuando tras llegar a Palos se trasladó a Barcelona para informar personalmente a los Reyes Católicos de sus descubrimientos. Además fue cuando se público la conocida Carta de Colón (TEXTO) que sería reimpresa en multitud de ocasiones y daría fama a su descubridor por toda Europa                                          

El Segundo Viaje: la colonización

El 25 de septiembre de 1493 se iniciaba el segundo viaje de Colón. Las prisas por organizar esta segunda travesía hay que atribuirlas a los deseos del Almirante de demostrar que había llegado a Asia y al temor de los Reyes Católicos a que sus rivales portugueses intentasen algún tipo de exploración por los nuevos territorios, ya que según el Tratado de Alcaçovas les pertenecería cualquier descubrimiento realizado al sur de las Islas Canarias.
Esta nueva expedición no era ya sólo un viaje de descubrimiento, sino de conquista: con los marineros iban colonos ansiosos por encontrar las riquezas que había descrito Colón, religiosos para convertir a los nativos, animales domésticos y plantas para poner aquellas tierras en producción.
En cuanto a los descubrimientos de este segundo viaje merece destacar la llegada a Puerto Rico y Jamaica, y el descubrimiento de que los voluntarios que se quedaron en el primer viaje estaban todos muertos como resultados de luchas internas y de las venganzas de los nativos a los cuales los españoles habían robado y maltratado.
Este segundo viaje provocó muchas tensiones entre los españoles que no encontraron las riquezas fáciles que buscaban (oro y especias) y las primeras revueltas de los nativos contra los invasores. Además Colón fue incapaz, por supuesto, de encontrar el más mínimo rastro de las ricas y poderosas civilizaciones asiáticas. Algunos españoles muy descontentos escaparon hacia la península de manera que cuando Colón regresó a España tuvo que enfrentarse a los relatos contrarios a su persona que estos habían difundido.

               
               
                                               
                                                               
                                              

El tercer viaje: el Paraíso Terrenal
En mayo de 1496 partió una tercera tentativa de Colón, al mando de una flota de seis barcos, para demostrar que había llegado a Asia viajando hacia el oeste. Además de encontrarse con que los españoles de América se habían rebelado contra su autoridad, quizás el mayor descubrimiento de este viaje fuese la desembocadura del río Orinoco. Al ser una corriente de agua dulce tan poderosa sólo podría provenir no de una isla, sino de una enorme extensión, de un nuevo continente, ya que era evidente que no era Asia. Pero en la cabeza de Colón sólo cabía la geografía clásica que afirmaba que las tierras no cubiertas por el mar (África, Asia y Europa) estaban unidas formando un todo sólo separadas por mares y por un gran océano que es el que había cruzado por tercera vez entre Europa y Asia. Colón concluyó que estas nuevas tierras no eran otra cosa sino el Paraíso Terrenal descrito en la Biblia.
Este viaje termina sin que el Almirante encuentre Cipango (Japón) ni las costa de China, e incluso ante las noticias de rebeliones y abusos, los reyes enviarán desde España a poner orden a Francisco de Bobadilla, quien empezó por retirarle a Colón toda su autoridad en aquellas tierras y terminó por encarcelar a Colón y sus hermanos. De hecho, el viaje de vuelta a la península en el año 1500 lo hizo Colón preso y encadenado.

El cuarto viaje. Muerte de Colón
A pesar del desastroso final del tercer viaje Colón vio cambiar su situación y, aunque los reyes no le devolvieron los poderes y privilegios que le concedieron en las Capitulaciones de Santa Fe, le encargaron un cuarto viaje iniciado en 1502 con el objetivo de descubrir el paso hacia Asia. Colón llegará a tocar tierra en la zona de Panamá, pero una vez más tuvo que regresar sin cumplir sus objetivos. Morirá en Valladolid en 1506 sin haber conseguido su objetivo, desposeído de sus cargos y sin saber que había descubierto para los europeos el “Nuevo Mundo”.
Las desgracias de Colón no acabaron con su muerte, pues al año siguiente de su fallecimiento se publicó un libro de geografía que incluía un mapa del cartógrafo alemán Waldseemüller donde se recogían los relatos de un navegante florentino, Américo Vespucio (TEXTO) (o Amerigo Vespucci, o Americus Vesputius), que afirmaba que los descubrimientos hechos tras 1492 (él mismo había participado en alguna de las muchas expediciones españolas) no eran tierras asiáticas sino un nuevo continente. En ese mapa de 1507 las nuevas tierras aparecen denominadas como América en su honor, y aunque en España se siguieron llamando Indias durante siglos, el nuevo nombre se hizo pronto muy popular en otros países.

sábado, 10 de abril de 2010

Segundo Viaje de Francisco Pizarro

EL VIAJE DESCUBRIDOR: SEGUNDO VIAJE DE FRANCISCO PIZARRO
José Tamayo Herrera
En octubre de 1526, Pizarro y Almagro, con los dos barcos, partieron de Chochama hacia el Sur y llegaron al rio de San Juan. Mientras Almagro volvía por refuerzos a Panamá, el piloto Bartolomé Ruiz, exploró la costa sudamericana occidental hasta Coaque, en cuyo viaje capturó una balsa de indios tumbesinos con los cuales confirmó la existencia del Tawantinsuyo. Luego Pizarro avanzó con su expedición hacia la bahía de San Mateo y al río Santiago, a fines de julio de 1527, y luego llevó a sus hombres que se hallaban descontentos a la isla del Gallo, mientras enviaba los dos barcos a Panamá, con Almagro y el veedor Juan Carballo.

En una de las naves, los soldados descontentos, enviaron a la esposa del gobernador de Panamá un ovillo grande de algodón en cuyo seno iba una denuncia escrita, que terminaba con un texto que decía:

"A Señor Gobernador
miradlo bien por entero
allá va el recogedor
y aquí queda el carnicero"

Enterado del documento el gobernador de Panamá, Pedro de los Ríos, envió dos barcos a recoger a la fuerza a los expedicionarios, los mismos que llegaron a la Isla del Gallo a fines de setiembre de 1527. Al mando de ellos venía el capitán Juan Tafur, a recoger a todos los hombres. Entonces Pizarro, viendo a punto de fracasar su empresa, asumió un gesto heroico, desenvainó su espada, trazó una raya en la arena de la playa y les dijo a sus hombres: "Por este lado se va a Panamá a ser pobres, por éste al Perú a ser ricos, escoja el que fuere buen castellano lo que más bien le estuviere". Sólo trece hombres atravesaron la raya siguiendo a Pizarro, los célebres "Trece del Gallo". Los demás soldados se embarcaron con Tafur rumbo a Panamá, y éste trasladó a Pizarro y a su pequeñísima hueste a la Isla Gorgona.

Luego de estar en ella, solos, seis meses, en marzo de 1528, volvió el piloto Ruiz a la isla para recoger a Pizarro. Pizarro convenció a Ruiz para explorar el Sur y llegaron a la isla Santa Clara y a continuación a Tumbes, donde los españoles por primera vez encontraron una ciudad importante y civilizada con fortalezas, templos y murallas. Varios españoles descendieron a tierra y comprobaron la importancia de la ciudad y su elevada cultura y por lo que es más, confirmaron visualmente la existencia del Imperio del Tawantinsuyo.

Pizarro llamó a Tumbes, Nueva Valencia y luego navegó hacia el Sur por las costas del reino vasallo de Chimor, hasta llegar a la desembocadura del río Santa. El Tawantinsuyo había dejado de ser un sueño y un mito, había sido descubierto y Pizarro volvió en triunfo a Panamá.

Cuarto Viaje de Colón

Tercer Viaje de Colón

Segundo Viaje de Colón

Primer Viaje de Colón

Primer Viaje de Pizarro y Almagro


Lugares explorados en el Primer Viaje de Francisco Pizarro. Dibujo tomado de "La Conquista del Perú" de Antonio del Busto.

En 1524, con mucha ilusión por conquistar las ricas tierras del Perú, Francisco Pizarro, Diego de Almagro y Hernando de Luque fundar en Panamá la Compañía del Levante. El fraile Luque representaba los intereses de Gaspar de Espinoza, principal financiador de la empresa. El gobernador Pedrarias también se incorporó aportando una apreciable cantidad de dinero.

A comienzos de setiembre del mismo año ya estaban listos dos barcos, el "Santiago" y el "San Cristóbal". El día 13 zarpó el "Santiago", al mando de Francisco Pizarro, con 112 españoles y algunos indios nicaraguas de servicio.

De Panamá se dirigieron a las islas Perlas, luego desembarcaron en Puerto Piñas, avanzaron por la costa colombiana hasta que llegaron a un punto que llamaron Puerto de Hambre, por que se acabaron las provisiones, y el barco "San Crisóbal" no aparecía para socorrerlos. Entonces Pizarro envío a Gil de Montenegro con el "Santiago" para recoger alimentos en las islas Perlas. Durante 47 días esperó el capitán en Puerto de Hambre. Cuando llegó Montenegro ya habían muerto más de 30 expedicionarios por la falta de comida.

A comienzos de 1525 se reanudó el viaje y llegaron al Fortín del Cacique de las Piedras, donde los españoles fueron recibidos con una lluvia de piedras y lanzas, que dejaron varios heridos, entre ellos el mismo Francisco Pizarro. Dejando 5 desaparecidos, los sobrevivientes se reembarcaron y emprendieron el retorno hasta Chochama, al sudeste de Panamá.

Mientras tanto, Almagro ya estaba en camino con 50 hombres a bordo del "San Cristóbal", y para su mala fortuna desembarcó en el Fortín de Cacique de las Piedras. Los indígenas los atacaron con fiereza. En el combate una flecha le cayó en un ojo a Diego de Almagro, quien por poco es capturado por los nativos. Un negro esclavo logró rescatarlo, pero el manchego quedó tuerto para siempre. Almagro mandó incendiar el fortín rebelde, que desde entonces es recordado como Pueblo Quemado.


Almagro buscó a Pizarro hasta el río San Juan, en los manglares colombianos. Al no encontrarlo regresó hasta las islas Perlas. Aquí se enteró que su compañero estaba en Chochama. Al reencontrarse se abrazaron y prometieron intentarlo de nuevo, pase lo que pase.

Cultivo en terrazas

Comercio Azteca

Expansión Militar-Comercial Inca

Chinampas

Mapa Civilizaciones Americanas

viernes, 9 de abril de 2010

Evolución Formas de Organización Social

Para Elman Service hay cuatro grandes tipos de sociedades, de menor a mayor complejidad: banda, tribu, jefatura y Estado. Reestructura un sistema ya creado por Morgan, que divide la sociedad en tres etapas (salvajismo, barbarie y civilización) y más tarde aceptado por Vere Gordon Childe.
Los cuatro modelos:

1. Bandas: grupos cazadores-recolectores de economía depredadora. Eran nómadas, obligados por las circunstancias, ya que la comida se les acababa, instándoles a la itinerancia. Viven de la caza, pesca y recolección, habitando campamentos estacionales. Vemos una gran homogeneidad, sin apenas diferencias sociales, con una distribución de los recursos igualitaria e inexistencia de la propiedad privada. Esto ha llevado a hablar de un comunismo primigenio. Este tipo de sociedad se relaciona con el Paleolítico.

2. Tribus: ya hablamos de grupos agricultores y ganaderos que dejan el nomadismo y la itinerancia en favor de la sedentarización. Surge una economía de producción, el almacenamiento y la creación de aldeas. En el Próximo Oriente, en la zona del creciente fértil, los viejos campamentos desaparecen, surgiendo los tells, superposición de pueblos pequeños. La organización social sigue siendo más o menos igualitaria, aunque surgen los linajes y al frente un cabecilla. Más tarde, Sahlins habla de un modo de producción basado en la unidad familiar, una pequeña autarquía. Esta sociedad se relacionaría con el Neolítico.

3. Jefaturas: aparece un nuevo modelo social basado en la yuxtaposición ricos-pobres. La actividad económica se intensifica tratando de conseguir una riqueza colectiva para redestribuirla (impuestos) y aparecen los especialistas. Otra consecuencia será la invención del arado y la técnica del regadío. Al frente de estas sociedades se encontrarán unos gestores, en un principio elegidos, que más tarde se convertirán en una "mafia" que convertirá el cargo en hereditario. Con la búsqueda de una producción más satisfactoria, se empiezan a disputar las tierras, institucionalizándose la guerra. Esta sociedad correspondería a la Edad de los Metales.

4. Estados: también llamados Altas civilizaciones. Aparecen los 3 sectores: primario, secundario y terciario. Con la complejidad social y su jerarquización se inventa la escritura al servicio del control administrativo, cada vez más burocrático. Ahora ya se habla de una sociedad bastante desigual, sociedad de clases. La autoridad estatal está apoyada en un cuerpo represivo (policía o ejército). En este momento podemos hablar de pueblos históricos.

Población America Latina. Las grandes ciudades.


Características de la población
América Latina se localiza al sur del río Grande o Bravo del Norte, desde México hasta el cabo de Hornos. Incluye México, América Central y América del Sur, lo que supone algo más de la mitad del continente.
Es una de las regiones más pobladas del mundo: en ella viven unos 550 millones de personas, lo que equivale a casi dos tercios de los americanos y una décima parte de la población mundial. Brasil y México son los países con mayor número de habitantes.
La mayoría de la población es mestiza, practica la religión católica y habla español o portugués, pues este territorio fue colonizado sobre todo por españoles y portugueses. Por lo que respecta a la población autóctona, hay grandes contrastes entre unos países y otros. En algunos casos, como Brasil, la población india es escasa; por contra, supera el 40% en algunos países de la América andina, como Perú, Bolivia y Ecuador.
La mayoría de los países latinoamericanos están poco desarrollados y presentan unas tasas  altas de mortalidad infantil y de analfabetismo, una reducida esperanza de vida y un PNB por habitante bajo. La región se caracteriza por la gran desigualdad en la distribución ~ de los ingresos, lo que repercute en que algo más del 40% de los latinoamericanos (unos 220 millones) vivan en la pobreza ese porcentaje se supera en los países más pobres, como Haití y Guatemala. en los que sobrepasa el 75 %.
Concentración de la población
En América Latina, la población se concentra en las llanuras costeras y en los aftiplanoS. Es, además, una población eminentemente urbana: más de las tres cuartas partes de los latinoamericanos habitan en ciudades. El porcentaje es aún mayor en algunos países de América del Sur, sobre todo en la Argentina, donde supera el 90%.
El crecimiento urbano obedece principalmente al fuerte éxodo rural y los recién llega se hacinan en barrios precarios de la periferia de las ciudades. Se calcula que dos te de los pobres viven en áreas urbanas.
En esta región se sitúan algunas de las mayores aglomeraciones del mundo: Ciudad de México (México), Sao Paulo y Río de Janeiro (Brasil), y Buenos Aires (Argentina).
Muchas familias viven de basureros Debido a su acelerado y desordenado crecimiento, muchas dudados latinoamericanas se enfrentan a graves problemas de falta de infraestructuras y de salud medio ambiental, principalmente a la contaminación del agua y del aire y al aumento de las basuras. Precisamente, un elemento cada vez más frecuente en el paisaje de estas ciudades son las familias que trabajan y viven de los basureros. En la dudad de Guatemala, por ejemplo, se calcula que existen unos veinte mil guajeros (que viven de la basura).
El crecimiento económico de América Latina después de la Segunda Guerra Mundial fue elevado. Se crearon numerosas industrias destinadas a sustituir las importaciones del exterior. Pero el fuerte peso del capital público sobre la economía produjo la crisis de los años ochenta, conocida como la «década perdida», porque en ella esta región sufrió una gran regresión.
A partir de los noventa se asiste a un liberalismo desmesurado: se están privatizando incluso las infraestructuras básicas, como las carreteras. Esto conlleva un duro proceso de ajuste económico, que se traduce en un deterioro de las condiciones de vida de la población.
Sin embargo, la economía latinoamericana
se ha modernizado, reduciéndose el empleo y las rentas derivadas del sector agrario, a pesar de que se mantienen producciones muy altas para la exportación.
La agricultura ocupa a algo más de una cuarta parte de la población activa y supone alrededor de un 10% del PIB; su peso relativo es mayor en América Central y en los países andinos. Se trata, en general, de una agricultura de subsistencia, que se practica en pequeñas explotaciones. En las grandes explotaciones de los países tropicales existen plantaciones de café, caña de azúcar, cacao, algodón, bananas y plátanos..., destinadas a la exportación. La ganadería, fundamentalmente, bovina, tiene mayor importancia en Brasil y en los países del Plata.
La minería es también una actividad tradicional en la región.
Destaca la producción de petróleo y gas natural (México, Venezuela), hierro (Brasil), cobre (Chile), plata (México, Pen», esmeraldas, etc.  La industria está, por lo general, escasamente desarrollada. Una parte importante de su producción procede de las industrias extractivas (petróleo, mineral de hierro...). Solo Argentina, Chile, México y Brasil tienen una industria en desarrollo y diversificada, aunque apoyada en la transformación de productos agrarios y materias primas.
El principal problema de América Latina es su dependencia económica del exterior. Gran parte de los países latinoamericanos no son autosuficientes, aunque algunos poseen grandes recursos, y su economía depende del mercado internacional. Exportan cultivos tropicales, maderas y minerales a bajo precio, e importan productos manufacturados más caros. Por eso han pedido créditos a los países ricos y se han endeudado progresivamente, lo que está hipotecando sus economías, ya que no pueden hacer frente a su deuda exterior. En conjunto, la deuda latinoamericana supera hoy los 750.000 millones de dólares, lo que supone en torno al 40% del PIB.
Brasil, con sus 8,5 millones de km1y más de 185 millones de habitantes, es el país más extenso y más poblado de América Latina y el quinto del mundo, en ambas categorías.
La mayoría de la población se concentra en el sudeste, el centro económico del país; el interior, ocupado en su mayor parte por la selva amazónica, está casi despoblado.
Brasil posee enormes recursos agrarios y mineros. Es, por ejemplo, el primer productor mundial de café y el segundo de cacao, y tiene una importante cabaña ganadera. También es el segundo productor mundial de hierro y estaño, el tercero de amianto, el cuarto de manganeso y el quinto de aluminio.
Es una de las principales potencias industriales del mundo. Posee una industria diversificadas que produce incluso bienes de equipo, pero se halla excesivamente Concentrada y depende tecnológica y financieramente del exterior.
Su participación en la pr6ducción mundial de bienes y servicios es aún baja, pero se estima que se incrementará en este siglo. El principal problema de este país es la enorme desigualdad social, la más alta de América Latina: mientras que el 40% de las familias (las más pobres) recibe solo el 10% de los ingresos, el 10% de los hogares más ricos acumulan casi la mitad.
Más de las tres cuartas partes de los latinoamericanos viven en ciudades. El acelerado crecimiento de estas, debido en gran parte al éxodo rural, ha provocado la aparición de barrios de autoconstrucción en la periferia, con la consiguiente carencia de servicios básicos.
Ciudad de México, la segunda aglomeración mundial
Ciudad de México se sitúa en el centro-sur del país, sobre un altiplano, a unos 2,250 m de altitud. La ciudad ocupa la mitad del Distrito Federal, pero su área metropolitana cubre gran parte del mismo, además de varios municipios aledaños del Estado de México. Es la mayor aglomeración urbana del país y de América Latina, y la segunda del mundo tras Tokio: reúne a 22 millones de habitantes.
Ciudad de México se levanta en el mismo lugar que la ciudad azteca de Tenochtitlán, destruida tras la conquista española. En ella se distinguen la vieja ciudad colonial y la urbe moderna. Su centro histórico es la plaza de la Constitución, llamada del Zócalo, donde se hallan la catedral, el Palacio Nacional y el Ayuntamiento. En la parte moderna destacan las largas avenidas, como el Paseo de la Reforma, en tomo a las que se concentran oficinas, comercios, hoteles y zonas residenciales. Es la capital de México y reúne cerca de la mitad de los empleos públicos. Además, concentra las funciones directivas y culturales: alberga el 80% de las empresas y el 17% de los museos del país.
Debido a su enorme crecimiento, Ciudad de México se enfrenta a varios problemas. El déficit de viviendas es uno de los más graves; en el este, en el lecho seco del lago Texcoco, han surgido barrios auto construidos, algunos gigantescos como NetzahualcoyOtl la ciudad de viviendas precarias más grande del mundo, con unos 3 millones de habitantes, La contaminación del aire es otro problema de difícil solución: dos terceras partes del año el índice de contaminación rebasa las recomendaciones internacionales.
Sao Paulo, capital económica de Brasil
Sao Paulo se localiza en la región sudeste de Brasil, en la costa atlántica Es la capital del Estado homónimo, conocido como la «locomotora Brasil» por su enorme peso demográfico y económico. El Gran Sao Paulo es el centro industrial más importante del país.
Es la mayor aglomeración de Brasil y la segunda de lberoamérica de Ciudad de México: ronda los 20 millones de habitantes En ella grandes rascacielos conviven con las favelas, en las que vive casi el de la población.
Es también el principal mercado internacional del café y el aeropuerto con mayor tráfico de viajeros del país. Todo esto, unido al de de la banca, la administración, las universidades y los transportes! lo ha convertido en el centro económico de Brasil. (ver: Brasilia)
Río de Janeiro, un centro turístico de primer orden
Río de Janeiro se sitúa también en el sudeste de Brasil, en la ribera occidental de la bahía de Guanabara, que se abre al océano Atlántico.
Es la segunda aglomeración brasileña, tras la de Sao Paulo: comprende casi a 12 millones de personas. Más de un 30% de ellas habita en favelas, que se extienden por los valles de las sierras que rodean la bahía. Los barrios residenciales se sitúan en la costa. Durante doscientos años, Río fue la capital del país, hasta que en 1960 cedió esa función a la recién creada Brasilia. Hoy es la capital del Estado del mismo nombre y una metrópoli con gran peso en la economía de Brasil.
Es la segunda ciudad industrial del país tras Sao Paulo. Sin embargo, su economía se apoya básicamente en los servicios; destacan sobre todo el comercio y las finanzas, así como los transportes. Su puerto es uno de los más activos de América del Sur. Además, la ciudad es un centro turístico de primer orden. El carnaval carioca atrae a multitud de turistas, al igual que sus playas, entre las que destacan las de Copacabana e lpanema.
Buenos Aires, ciudad cosmopolita
La ciudad de Buenos Aires, capital de Argentina, se sitúa en la margen derecha del estuario del río de la Plata. Es la mayor ciudad del país: en ella viven unos 3 millones de personas. Su área metropolitana es la tercera aglomeración urbana de América Latina, tras las de Ciudad de México y Sao Paulo: en el Gran Buenos Aires viven más de 12 millones de personas, lo que la convierte en uno de los 20 núcleos urbanos más poblados del planeta.
La ciudad, fundada en el siglo XVI, cuenta con numerosos monumentos y edificios de época colonial.
La zona financiera, conocida como «Microcentro» o «la City», se sitúa entre la Avenida Córdoba, la Avenida de Mayo, la Avenida 9 de Julio y la Avenida Paseo Colón. Las grandes avenidas y los parques son los elementos más característicos de la ciudad moderna, distribuida en grandes bloques. En la periferia se extienden las villas miseria, o barrios con viviendas precarias.
Buenos Aires es una ciudad cosmopolita, en la que Conviven personas de diversas culturas y religiones, incluyendo inmigrantes de muchos países, principalmente italianos y españoles.
Es el centro político, financiero, comercial y cultural de Argentina. Concentra, además, el 40% de la industria del País y su puerto es uno de los más activos del continente. Es también un importante centro cultural y turístico, con una extensa oferta de emparamiento y hotelera. En 2004 la visitaron casi 3 millones de turistas.

Mapa Físico del Mundo

Población indígena

Tasa Urbanización América Latina (secuencia histórica)